BREVE HISTORIA DE LA COFRADÍA

La Cofradía de la Santa Vera Cruz es la más antigua de Palencia. Hasta hace poco tiempo se situaba la fecha de su fundación en el año 1415. Sin embargo, recientes estudios demuestran que el origen de la Cofradía de la Vera Cruz de Palencia viene de la fundación conjunta en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana por los obispos Juan de León, Raimundo de Palencia, Rodrigo de Oviedo y Marino de Burgos, entre mayo y septiembre de 1181 en torno a la reliquia de dicho monasterio. El asentamiento de la cofradía fue desigual en esas provincias y su extensión por otras pero siempre unidas en el culto a la Santa Cruz del Señor.

En un manuscrito de la Cofradía de mediados del siglo XVIII, en el que se recoge un acta de cabildo, ya se hace mención a los "500 años y más" de antigüedad de la Cofradía de la Vera Cruz de Palencia. Así pues, y tras las últimas investigaciones llevadas a cabo, se puede afirmar que tras esa fundación conjunta de los obispos de León, Palencia, Oviedo y Burgos en 1181, es en torno al primer cuarto del siglo XIII cuando se se establece y afianza definitivamente y muy posiblemente con el retorno desde Italia de Santo Domingo de Guzmán en 1218 a ciudades como Barcelona, Zaragoza, Palencia, León, Salamanca y otras, en donde se habla de fundaciones de conventos, etc. durante la estancia de Domingo en ellas. La relación de Santo Domingo de Guzmán con Palencia era ya intensa tras su etapa de estudiante en el Estudio General de Palencia desde el año 1186.

Posteriormente -y aquí aparece la fecha de 1415- la presencia en nuestra ciudad de otro dominico ilustre como fue San Vicente Ferrer llevando adelante una Misión por Castilla supuso el afianzamiento de la Cofradía Vera Cruz en Palencia. De hecho durante un tiempo se creyó que fue el propio San Vicente Ferrer quien fundó la cofradía, algo que queda descartado tras las investigaciones recientes que sitúan sus orígenes dos siglos antes. Por todo lo dicho anteriormente se explica la secular vinculación de la Vera Cruz palentina con la orden dominicana.


COMUNICADO DEL HERMANO MAYOR DE LA VERA CRUZ de 13/02/06

Según los últimos trabajos de investigación, suscitados por las antigüedades de las Cofradías de la ciudad de Palencia, esta Cofradía ha podido verificar que su fundación data del primer cuarto del siglo XIII, estos estudios han podido ser ratificados y debidamente comprobados y protocolizados por el Notario de Palencia D. Julio Herrero Ruiz, con fecha 3 de junio de 2005.

Así mismo el Secretario General del Obispado de Palencia, D. Antonio García Redondo, con fecha 9 de febrero de 2006, ha procedido a la certificación de dichos documentos de acuerdo con la documentación presentada por esta Cofradía.

Por tanto esta Cofradía mantiene, como así lo fue siempre su consideración de ser la Penitencial más antigua de la ciudad de Palencia, y pasa así a ser también una de las más antiguas de España, tal cual había sido apuntado por algunos de los más prestigiosos historiadores de la Semana Santa en España.

Todos los documentos reseñados figuran debidamente registrados en los protocolos de las distintas Entidades que lo han emitido, así como en la propia Secretaria de la Cofradía.

Con el convencimiento de que dicha información pueda ser de interés para todos los ciudadanos palentinos, les saludamos muy atentamente.

El Hermano Mayor
Cayo de Juan Álvarez


Hay eruditos que afirman que los primeros estatutos no serían aprobados hasta el año 1450.

En el año 1519, por escritura pública, se adquiere a los Padres Dominicos parte de su huerta, con el fin de construir la sede de la Cofradía.

El 18 de marzo de 1524, Hernando de Burgos, provisor del Obispado de Palencia, por la muerte de don Pedro Ruiz de la Mota, aprueba unas reglas ante don Alonso Paz, notario y Deán del Cabildo.

La Cofradía era solamente penitencial y tenía la obligación de organizar, aparte de las procesiones y cultos propios de la Semana Santa, las festividades de la Santa Cruz de Mayo, la Exaltación de la Santa Cruz, Santa Catalina de Siena y Santa Elena. Todas estas solemnidades se celebraban en el Monasterio de San Pablo, donde hoy se siguen celebrando después de casi cinco siglos.

Por S.S. el Papa Pablo III en el año 1536, se concede a la Cofradía de la Cruz de la ciudad de Palencia, Bula con indulgencias para disciplinantes y portadores de cera en las procesiones del Jueves y Viernes Santo.

Año 1551. Aprobación y confirmación de la Regla y Capítulos de la Cofradía del preciosísimo nombre del Niño Jesús, sita en esta Cofradía de la Cruz, y a petición de sus cofrades, para desagravio de los juramentos en el nombre de Dios. Dada por S. S. Julio III, reinando Felipe II.

En 1572 se renuevan las reglas de la Cofradía para adaptarlas "a los nuevos tiempos, las costumbres y leyes que también cambian". Se convierte la Cofradía también en Sacramental, obligando a los cofrades a una mayor honrra al Santísimo Sacramento y a asistir corporativamente a la procesión del Corpus Christi, organizada por el Cabildo catedralicio y a su octava en la iglesia de San Pablo. Como cofrades penitenciales y sacramentales tienen la obligación de estar confesados el Jueves Santo para asistir a la Misa Mayor de San Pablo y a la conducción procesional del Santísimo al Monumento.

Asimismo S.S. el Papa Gregorio XIII concede a los cofrades de la Santa Vera Cruz, en el año 1575, Bula de indulgencias, Hermandad de la Orden de Santo Domingo de toda la Cristiandad con los Cofrades de la Cruz (+) de la ciudad de Palencia. Dada por el General de dicha Orden el 17 de septiembre de 1587.

En 1809 y durante los años que duró la Guerra de la Independencia, nuestra sede fue ocupada como albergue de las tropas francesas, procediéndose por parte de las mismas a un verdadero expolio de todo lo que encontraron a su paso, desapareciendo obras pictóricas y escultóricas de gran valor, entre ellas los grupos escultóricos de los pasos "Jesús Atado a la Columna y Jesús Coronado de Espinas", y que jamás han sido recuperados. Durante el año 1835, bajo el reinado de Isabel II, se produjo la Desamortización de Mendizábal, siendo despojada esta Cofradía de todos los bienes inmuebles y rústicos que poseía para su sostenimiento, siendo vendidos al mejor postor, quedándose únicamente con su sede en Herrén de San Pablo, pasando verdaderas vicisitudes para su sostenimiento, pero sin desaparecer jamás.

El día 7 de febrero de 1926 se adquieren las imágenes de Jesús Resucitado, San Vicente Ferrer y Santa Elena, con el fin de dar más realce a otra procesión que organizaba, la llamada de "Jesús Resucitado", hoy desaparecida.

Entre los años 1956 a 1959 se construye un nuevo edificio, sobre los solares del antiguo. El número de hermanos/as ha crecido considerablemente llegando a ser en la actualidad unos 1.400.

En febrero de 2002 se produce un hecho importante para la Cofradía: la Santa Sede otorga a la Cofradía de la Vera Cruz de Palencia un "LIGNUM CRUCIS" (trozo auténtico de la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo). Hasta ese momento la tradición decía que en la Cruz que se procesionaba y que se venera en la Iglesia de San Pablo existía un pequeño trozo de la Cruz de Cristo, pero el empeño de algunos cofrades en tener la garantía absoluta de que eso fuera así se convirtió en la solicitud formal al Vaticano para la obtención de un "Lignun Crucis" cosa que se hizo realidad a principios de febrero de 2002.

                                                 

En septiembre de 2015 es anunciado el día 14 de septiembre día de la "Exaltación de la Cruz" que sus Majestades los Reyes de España D. Felipe de Borbón y Dña. Letizia Ortiz acceden a ser Hermanos Mayores Honorarios. 

Ese mismo día se no comunica también que su Majestad el Rey accede a la petición de concedernos el titulo de "Real".